Seleccionar página

Hoy entrevistamos a Luis Ángel Fernández, consultor y periodista, además de uno de nuestros kubiks más veteranos, que recientemente ha relanzado el proyecto Ladridos al Amo.

Buenas tardes Luis Ángel. En tus propias palabras, ¿Qué es “Ladridos al Amo”?

Karma Peiró y yo cerramos Enredando.com en el 2004, ella se encargaba de los contenidos y yo de quebrar la empresa, y decidimos seguir con algunos de los temas con los que habíamos trabajado: comunicación, periodismo, etc. Lo empezamos a hacer con podcasts, nos reuníamos, sin ninguna preparación previa y hablábamos de lo que nos daba la gana. A finales de 2017 habíamos hecho unos 52 podcasts hablando de todo.

No solamente hablábamos de temas que habíamos tocado en Enredando.com, como el uso de datos, sino que también tocábamos temas personales.

Hace unos meses Karma hizo un cambio profesional que no pasaba por “Ladridos al Amo” y yo decidí hacer un cambio de estructura sin ella. Así fue como empezó la segunda época de Ladridos al Amo.

Vamos a hablar con diferente colaboradores muy experimentados de campos muy diversos y vamos a discutir no solamente de comunicación, sino de todo: cultura, ciencia, política, etc.

 

Entonces, ¿quiénes formáis Ladridos al Amo?

Yo mismo, Enrique Gracián, matemático y divulgador científico, Susana Finquelievich, aquitecta y urbanista, Sofía Menéndez, periodista y activista medioambiental, Manu Garayoa, economista, Milena Recio, periodista y Rafa Martín, expert en formación online. Y suponemos que por el camino nos encontraremos con más gente interesante con la que colaborar de forma puntual.

¿Para qué y para quién es Ladridos al Amo?

Nosotros llevamos muchos años pensando que lo importante es reflexionar y de lo que se deduce de ahí: hacer, aplicarlo al mundo real. Esto es así porque la necesidad que tenemos de entender el mundo que nos rodea cada vez es mayor. El mundo que ya de por sí era inexplicable, ahora cada vez lo es más, porque somos más, porque tenemos a nuestra disposición dispositivos cada vez más potentes y porque no tenemos ni idea como funcionan ni a donde nos llevan.

¡Muchas gracias Luis Ángel! Os deseamos mucha prosperidad para el proyecto 🙂