Seleccionar página

#SocialInnovation #collaborativeCommunity #DesignThinking

Lendi@Kubik: una comunidad sana y cooperativa

Kubik, #ZonadeConfortCreativa

04 Febrero 2016

Lendi es una comunidad donde puedes pedir prestado cualquier objeto que necesites a otros vecinos de tu barrio.

Y esto está bien. Es una buena idea. Pero lo más importante para nosotros es el por qué de Lendi. Encontrar el por qué de las cosas es lo que nos da una motivación extra para alcanzar nuestros objetivos. Si tienes un por qué potente, todo se vuelve más fácil.

El por qué de Lendi es claro:

  1. Cuidar el planeta
  2. Conectar a las personas

Consumimos demasiado. No es necesario que todo el mundo tenga un taladro, una paellera, una tienda de campaña, pinceles para pintar, una mesa plegable, etc etc etc. Pero antes la única manera de poder usar las cosas que necesitábamos era comprándolas. Y luego ahí se quedan… cogiendo polvo y ocupando espacio. Por suerte las cosas han cambiado. Ahora podemos acceder a las cosas que necesitamos sin tener que comprarlas. Acceso es la palabra clave.

Lo que diferencia al ser humano del resto de especies es nuestra capacidad para cooperar en grandes números y nuestra habilidad para construir herramientas. Y Lendi es justamente esto, una herramienta que nos permite conectar para compartir. A gran escala.

Compartir no es un concepto nuevo, ni de lejos… se lleva haciendo toda la vida en nuestros círculos de confianza. ¿Pero qué pasa si gracias a la tecnología podemos expandir estos círculos de confianza y compartir en masa? Los cambios son gigantes, estructurales.

Primero consumimos de forma más responsable, haciendo un mejor uso de los recursos ya existentes. Lendi tiene el potencial de cambiar todo el paradigma de consumo actual, favoreciendo la transición de la obsolescencia programada, a un modelo donde los bienes de consumo son optimizados en torno a la calidad, sostenibilidad y al uso compartido.

Lendi fomenta el cambio de una economía de usar y tirar, a una economía circular.

Y esto es absolutamente necesario si queremos seguir aquí dentro de una décadas. Me explico: creo que es importante recordar que todo lo que vemos a nuestro alrededor; el ordenador, la mesa, la taza del café, las paredes de la casa, la casa entera… absolutamente todo lo que tenemos viene de la naturaleza. Y planeta solo hay uno. Y es finito. Por lo tanto, un uso sostenible y responsable de los recursos que tenemos es el único camino hacia delante. Un sistema de usar y tirar, por definición, tiene fecha de caducidad. Y está a la vuelta de la esquina.

“No podemos seguir viviendo y consumiendo al son del marketing de las grandes empresas que nos invitan a comprar sin fin, ajenos a nuestra realidad. Y es que planeta solo hay uno, y los recursos son limitados. Y no hace falta que diga nada más. Los recursos son limitados y punto. La única manera de seguir prosperando económica y socialmente es haciendo un uso responsable de los recursos que tenemos.”

El segundo por qué de Lendi es conectar. En Lendi queremos disfrutar de las cosas sencillas de la vida, poder pasear en un barrio sano, cooperativo, donde los vecinos se conocen y se ayudan entre si. Y es que gran parte de nuestra felicidad viene de la calidad de nuestras relaciones con otras personas

Hay algo muy poderoso en encontrarte con una persona que no conoces pero que está encantada de ayudarte. Es un punch de energía y felicidad para el resto del día. ¿Exagero? Pruébalo. Pide algo prestado en Lendi. Da las gracias, sonríe, conecta.

Y en base a esta filosofía hemos creado Lendi@Kubik. Queremos hacer de Kubik un coworking familiar, cercano, donde nos ayudemos los unos a los otros y entre todos construyamos una comunidad sana y cooperativa. En Lendi@kubik puedes pedir prestado cualquier objeto que necesites o buscar a alguien que te ayude con el diseño de tu web, tus redes sociales, etc…

¿Todavía no estás en el grupo? Puedes apuntarte aquí (donde pedimos el código postal tienes que poner “kubik”) o pedirle a otro coworker que te añada al grupo.

Únete a Lendi@kubik, consume de manera más responsable y conecta con el resto de coworkers. Compartir es aumentar la calidad de vida. ¿Te apuntas?